Haga los bocadillos con frecuencia su sana costumbre

20141012_300x199Pase algún tiempo alrededor de los niños – o sus animales domésticos – y usted verá que el pastoreo frecuente es la manera instintiva de comer en el transcurso del día.

Sin duda hemos evolucionado como cazadores-recolectores a comedores de comidas y refrigerios frecuentes. Esto no necesariamente es una mala cosa – si los alimentos que usted elije son apropiados, y si usted está realmente hambriento, puede ser un hábito saludable.

Normalmente nos da hambre aproximadamente cada tres a cuatro horas, por lo que varias pequeñas comidas repartidas durante todo el día pueden impedirle comer en exceso durante las comidas. Los bocados deben tener algunos carbohidratos saludables como frutas, verduras, granos enteros junto con un poco de proteína como las nueces, los productos de proteína de soya o alimentos lácteos sin grasa.

El tramo entre comidas como el desayuno y la comida o la cena puede ser un momento difícil, muchas personas tratan de “aguantarse”, pero terminan por comer demasiado en esa comida. En lugar de una comida pequeña, trate de tener un “segundo almuerzo” algo un poco más sustancial, como un batido de proteínas, una taza de queso cottage con un poco de fruta, o una comida congelada baja en calorías.

Si los refrigerios después de la cena son un problema para usted, trate de lavarse los dientes después de la cena. Funciona como una gran señal para dejar de comer.

Escrito por Susan Bowerman

Anuncios

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s