5 razones por las que tu piel no luce bien

5-reasons-you-dont-love-skin

Existen muchas razones por los que la piel no luce tan bien como debería de lucir.

Es importante saber que existen algunas cosas que puedes hacer para ayudar a tu piel, y algunas cosas que haces que pueden afectar en el progreso. Si deseas tener una piel más saludable, pero no estás obteniendo resultados, aquí están algunas razones que pueden estar retrasando tu progreso.

# 1: Te encanta la comida chatarra.

Como todos sabemos, una piel con una apariencia saludable comienza con una dieta saludable. Y como siempre digo, si consumes mucha comida chatarra, existe la posibilidad que tu piel no tenga la mejor apariencia. Pero, si consumes una dieta nutritiva y saludable, muy probablemente tu piel lucirá saludable y juvenil. Entonces, si no estás contento con tu piel, analiza tu dieta. Intenta consumir más frutas frescas y verduras, y mantente alejado de las comidas fritas, procesadas y de los bocadillos dulces. Como sabes, demasiadas comidas azucaradas y grasosas no son beneficiosas para el cuerpo, ni tampoco lo son para tu piel. Así que, en nombre de una piel que luzca más saludable y juvenil, presta atención a lo que comes.

# 2: Piensas que te estás limpiando la piel pero no lo haces.

Seguro que practicas la misma rutina todas las mañanas y las noches, pero, contrario a lo que piensas, puede que no estés haciendo un buen trabajo. ¿Lo haces rápidamente? ¿Estás realmente enjabonando la piel y lavándola? Cuando se trata de maquillaje en particular, puede que te sorprendas al saber cuánto se queda en la piel, aún después de lavarte la cara. ¿Cómo saber? Sécate la cara con una toalla blanca y limpia. Si ves residuos de base, lápiz labial o rímel, no hiciste un buen trabajo. ¿Utilizas rímel resistente al agua? Puede que necesites invertir en un limpiador de maquillaje para asegurarte que te estás quitando el maquillaje antes de dormir. Algunos maquillajes están diseñados para que duren todo el día. ¿Cómo puedes saber? Porque es difícil de removerlo. Así que sé diligente en el proceso de limpieza y trata de no apresurar este proceso. La piel te lo agradecerá en el futuro.

# 3: Descubres un defecto y te vuelves loco.

Todos sufrimos alguna irritación de vez en cuando. Pero, es lo que hacemos al respecto lo que puede hacer una diferencia en el cutis. Es importante tratar esta pequeña imperfección por sí sola y no toda la cara. Los productos para tratar las imperfecciones pueden ser un poco fuertes y secar la piel, por lo que debemos enfocarnos en el área que estamos tratando. Si comienzas a utilizar productos para controlar el acné en toda la cara, corres el riesgo de interrumpir el equilibrio natural de la piel, lo que puede causar que la piel produzca aceite en exceso, resultando en la obstrucción de poros y más irritaciones. Entonces, trata la irritación por sí sola para mantener la piel luciendo de maravilla.

# 4: Estás exfoliando de más o menos

La piel “muda” las capas externas constantemente. Pero, algunas veces necesitas ayudarla con un exfoliante para remover las células muertas de la superficie y revelar las células saludables y hermosas que se encuentran por debajo. Esto hará que la piel luzca y se sienta suave y radiante. Pero, el utilizar algo bueno en exceso puede tener efectos adversos. Y, el exfoliar la piel de más puede comprometer la barrera humectante de protección de la piel, la cual es necesaria para mantener la piel luciendo joven. Por otro lado, existen aquellos que no utilizan suficiente exfoliante. Y cuando dejas que las células muertas se acumulen, más que seguro que tendrás un cutis opaco y apagado. También puedes notar que con esta barrera en la piel, los productos no funcionen eficazmente. Todos deberían de utilizar un exfoliante de 1 a 3 veces por semana, dependiendo del tipo de piel. No lo hagas de más ni tampoco lo olvides. Si haces esto como parte de tu rutina semanal, seguro que notarás las mejoras en la piel.

# 5: No estás aplicando los productos en el orden correcto.

Cada régimen para el cuidado de la piel tiene pasos que deben de seguirse para asegurar los mejores beneficios. Y es importante seguir las indicaciones y los pasos en el orden sugerido. La limpieza facial es el primer paso, seguido por un tóner, un serum y la crema humectante. Cuando los aplicas fuera de orden, corres el riesgo de obtener efectos negativos o potencialmente no obtener ningún efecto. Por ejemplo, los serums tienen mayor probabilidad de penetrar profundamente en la piel que las cremas humectantes, por lo que tienen que ser aplicados primeros. Si aplicas el suero sobre la crema humectante no podrá penetrar eficazmente para que funcione. Cuando no los aplicas en el orden correcto puede crear una reacción negativa, así que aplícalo solamente como se recomienda para una piel hermosa.

Anuncios

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s